Tenemos otros datos… retos y avances ante la violencia vs las mujeres

Encabeza Querétaro casos de lesiones dolosas

 

Por Alejandra Cueto

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) el estado Querétaro se ubicó en el primer lugar nacional en cuanto al número de mujeres presuntas víctimas de lesiones dolosas por cada 100 mil habitantes, en lo que corresponde a enero de este año, última cifra presentada hasta el momento. En el país se registraron en total 4 mil 57 de estos delitos el primer mes de 2021 y la entidad contó con 160.

A pesar de que organismos internacionales han señalado el incremento en el número de feminicidios en el país, el SESNSP registra que en 2020 solo existieron 939 y en enero de 2021 van 67. De este delito Querétaro solo dio cuenta de uno al Secretariado y de 2 presuntas víctimas de homicidio doloso en ese mes. Aunque en delitos como violencia de género o violencia familiar los números que reporta el estado son bajos, en el caso de violencia de género (en casos diferentes a violencia familiar) está ubicado en el cuarto lugar nacional en el número de incidencias por cada 100 mil habitantes. En el delito de violación también se encuentra en el cuarto lugar.

Organismos internacionales urgieron al país a establecer medidas para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres, sin embargo la cifra de 10 feminicidios diarios que se tenía registrada hace unos años, ha incrementado a más de 11 de manera oficial, aunque varias organizaciones de la sociedad civil subrayan que son 14.

En el informe titulado “Las dos Pandemias, Violencia contra las Mujeres en México en el contexto del Covid-19” realizado por las organizaciones Equis Justicia para las Mujeres, Intersecta y la Red Nacional de Refugios como respuesta a la convocatoria de la Relatora Especial de las Naciones Unidas, dan cuenta de que con base en el análisis de los datos con los que cuenta el Secretariado, abril de 2020 fue el año con más mujeres asesinadas por día y fue la cifra mensual más alta registrada en lo que va del año, además de ser el mes con más asesinatos de mujeres desde 2015. Incluso, dentro de su resumen ejecutivo, comparan que la situación del confinamiento tuvo un impacto más elevado en la violencia hacia las mujeres, pues los feminicidios incrementaron en un 2%, mientras que los asesinatos de hombres se redujeron en un 0.2%.

Estas organizaciones de la sociedad civil aseguran que utilizaron tres fuentes de información distintas, de las cuales todas manejan información oficial y todas registraron un incremento en los llamados de auxilio relacionados con la violencia contra las mujeres; esto a pesar de que desde el año pasado que dieron a conocer de manera pública que la problemática se estaba acentuando, el presidente de la República destacó que él tenía “otros datos” y que las llamadas eran falsas. Por ejemplo, el 911 ese mes reportó que eran en promedio 143 por hora; los lugares denominados Refugios y sus Centros de Atención Externa, Casas de Emergencia y Casas de Transición destacaron un incremento del 77% en comparación al mismo periodo de 2019.

En México se tiene un registro de que  cerca del 57% de los asesinatos de mujeres ocurren en contextos de violencia familiar; la última Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) que data del 2016, alertaba que 8 de cada 10 mujeres viven algún tipo de violencia y que no pidieron apoyo a ninguna institución, ni presentaron una queja o denuncia; en 2016 el delito de violencia familiar era el segundo con más investigaciones penales abiertas, solo precedido por el de robo. Actualmente son varios los casos en los que las mujeres señalan que al ser atendidas en las Fiscalías la carpeta no se inicia por este delito, sino que en muchas ocasiones lo hacen por el de lesiones dolosas.

Esto, sin abordar los temas de las desigualdades económicas y laborales que aún permean entre hombres y mujeres.

Lo bueno…

No obstante urge que se atiendan estos temas desde todos los niveles en lo público y privado, también es necesario recalcar los avances que se han tenido en la materia, y que la mayoría de ellos es gracias a las mujeres que se han organizado desde la sociedad civil para impulsarlos, entre ellos:

La paridad en todo, que permite a la mujer acceder a espacios de representación y toma de decisiones; la ley que persigue y sanciona la violencia digital (Ley Olimpia); el tipificar como delito la violencia política en razón de género; recientemente en la CDMX también aprobaron reformas para tipificar y sancionar a las personas servidoras públicas por la indebida distribución de imágenes fotográficas o video de investigaciones vinculadas con hechos delictivos (Ley Ingrid); la tipificación del feminicidio, la creación de instancias especializadas en atender delitos relacionados con la violencia hacia las mujeres, entre muchos otros.

Falta un rato…

De acuerdo con la ONU ningún país ha alcanzado la igualdad de género, y en el mundo hay  “restricciones legales que impiden a 2 700 millones de mujeres acceder a las mismas opciones laborales que los hombres”.  Aunado a esto, cerca del 60 % de las mujeres de todo el mundo “trabajan en la economía informal, ganan menos, ahorran menos y corren un mayor riesgo de caer en la pobreza. Las mujeres perciben un 23% menos que los hombres a nivel mundial. Ocupan apenas el 24% de los escaños parlamentarios y 1 de 3 mujeres ha sufrido violencia física o sexual y 200 millones de niñas-mujeres han sufrido mutilación genital”. A esto podríamos agregar una frase de ONU Mujeres en cuanto al ámbito político: “al ritmo de progreso actual, la igualdad de género entre jefas y jefes de gobierno tardará otros 130 años”.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario