COLUMNA ESPEJOS

¿QUIÉN ENGAÑÓ A RÍOS?

Por Guillermo González Hudson

Cuando Adolfo Ríos anunció su retirada del actual proceso electoral, se ocupó de elegir bien las palabras que iba a recitar en su videomensaje para tratar de salir airoso del trance; sin embargo, lo que no dijo reveló mucho más. Le cuento.

Amparado en los resultados de las elecciones del 2018, cuando literalmente perdió en la mesa la elección para la presidencia municipal de Querétaro, el llamado ‘Arquero de Cristo’ se postuló como el elemento que podría ponerle el cascabel al gato y romper con la hegemonía panista en la capital del estado.

Ya con Carlos Peñafiel en República Dominicana y la posibilidad de repetir con el partido Movimiento de Regeneración Nacional la exitosa campaña de hace 3 años descartada, buscó consolidar un proyecto propio de coalición en torno a sí mismo con los partidos chicos. Por eso el flirteo tan publicitado con la dirigencia estatal de Redes Sociales Progresistas (RSP), encabezada por Ulises Gómez de la Rosa; el romance fugaz con el partido Verde, cobijado por Ricardo Astudillo; los guiños con los partidos del Trabajo, que dirige Jorge Salazar; y Movimiento Ciudadano.

La idea era interesante. Crear un frente de partidos chicos, que unidos en torno a un candidato y proyecto común, se hicieran fuertes para salir a ganar en las elecciones. Y Adolfo Ríos, que había quedado sin partido tras los comicios de 2018, podría ser el núcleo que los aglutinara. Hasta Ahí todo bien.

Incluso, por un momento se llegó a plantear que ese frente postulara como candidatos ancla al ex portero americanista a la alcaldía capitalina y a Jesús Rodríguez Hernández a la gubernatura, teniendo como eje de partida a RSP.

Pero nadie le dijo al ex candidato de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’ que la realidad es mucho más dura de lo que parece. En principio, los partidos nuevos están impedidos para aliarse y, para los partidos que viven de la repesca de votos, las alianzas electorales ya no son rentables.

Aun así, logró el pacto de sangre con Ricardo Astudillo y mantuvieron encendida la veladora todo cuanto pudieron. Así como se interesaron los asistentes a la mesa de acuerdos se fueron desinteresando (o teniendo otros intereses).

El gran golpe llegó cuando el partido fundado por el alvaradeño Dante Delgado Rannauro se la cantó derecho: “nosotros vamos solos y decide si jalas con nosotros o no”.

De ahí, la última apuesta fue intentar sumar al Partido del Trabajo. Insistentemente se pretendió anclar cualquier esfuerzo de asociación libre entre PVEM y PT a la aceptación del ex dirigente estatal del Partido Encuentro Social como candidato común en el municipio de Querétaro. La respuesta siempre fue la misma… largos silencios que hablaban por sí solos.

Es que cada partido hace sus cuentas, con resultados distintos a los del portafolios del postulado. Se estima que el índice de rentabilidad electoral de Adolfo no es mayor al 4 por ciento. A lo que se suma el hecho de que la chiquillada carece de estructuras operativa y financiera, tan necesarias para competir. Por lo que no alcanza para repartirle a todos, ni siquiera para dos, porque –primero- habría mucha dispersión de votos y –segundo- la mayor publicidad la ha hecho el Verde, por lo que sería el más favorecido.

Amén de que no supo entender el signo de los tiempos, que estaba nadando entre tiburones para quienes el objetivo no era el mismo que el suyo, ni el enemigo a vencer era el Acción Nacional. Porque mientras Ríos García quería revancha sus contertulios buscan frenar a MORENA.

Y los partidos no eran ariscos, fueron las pérdidas de registro y prerrogativas las que los hicieron. Por eso es que prefirieron jugársela solos, cachar la mayor cantidad de votos posibles con candidatos propios que les ayuden a llegar al codiciado 3 por ciento que reclama la Ley Electoral del Estado, ya sea en las municipales, las legislativas o las de gobernador para alcanzar la beca anual del Instituto Electoral del Estado de Querétaro.

Sin embargo, Adolfo Ríos no lo quiso entender así, prefirió acusar a otros de no cumplir acuerdos, en lugar de leer los tiempos correctamente y darse la salida que merecía… Las visiones que tus profetas te anunciaron no eran más que un vil engaño.

CRISTALES

Trivia cuaresmal: ¿Qué significado histórico une a los presidentes municipales interinos de Corregidora, Rafael Eduardo Montoya Bolaños, y Querétaro, Miguel Antonio Parrodi Espinosa?… Camino libre: con la incorporación de Verónica Ávila Carmona a las filas de Redes Sociales Progresistas, la dirigencia estatal del Partido Encuentro Solidario queda libre para que se cumpla lo que le adelante la semana pasada: la llegada del priista Carlos Manuel Vega de la Isla, actual director de Servicios Administrativos del Congreso del Estado y ex diputado local en la pasada 58 legislatura… Tip 1: ambos son panistas de cuna… Iranomas: Quien va por su segunda intentona para convertirse en legislador local, es el priista Stuardo Llamas Servín. Sólo que en esta ocasión lo hará por el nuevo partido Fuerza por México… Aquí es cuando te invito a participar cada miércoles en la conversación en CÍRCULOS, a las 18:00 horas por www.smradio.com.mx y www.facebook.com/smradiomx… Tip 2: los dos crecieron haciendo campañas… El que manda: a los responsables de la web oficial del municipio de Corregidora no les llegó el boletín del cambio temporal en la presidencia municipal y nadie les ha informado que, al menos durante 90 días, hay un nuevo alcalde. Ellos siguen con Roberto Sosa Pichardo… Orales: Por cierto que ya que hablamos del partido fundado en Querétaro por José Luis Aguilera Ortiz, todo indica que lanzarán por la presidencia municipal de Tequisquiapan a Claudia Ordaz Guzmán, ex candidata a regidora por el Partido Acción Nacional en la fórmula encabezada por José Gaytán Alcaráz, en 2015… Respuesta: ambos están cumpliendo el sueño por el que tanto lucharon sus padres, los recordados Miguel Parrodi y Rafal Montoya, de ser presidentes municipales de Querétaro y Corregidora, respectivamente… Nomáspa’llenar: Esta pregunta no tiene ningún otro fin que el de alimentar nuestro acervo (¡aja!) ¿Alguien sabe si Enrique Borbolla se registró como aspirante a la candidatura del partido Movimiento de Regeneración Nacional a la presidencia municipal de Querétaro?… Nadie podía distinguir entre los gritos de alegría y el llanto de la gente, pues gritaban tanto que desde muy lejos se oía el alboroto.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario