LAS LECCIONES DE LAS ELECCIONES 2021

Por Guillermo González

Una vez pasados los comicios generales queretanos y en la víspera de conocer el resultado oficial de los mismos, bien vale la pena hacer un análisis de todas aquellas lecciones que nos dejaron los meses de procesos electorales, las semanas de campañas electoreras y las horas de asistencia a las urnas, en uno de los saldos más didácticos de que se tengan memorias. Así que hagamos recuento de algunas de ellas. A saber.

Que menos es más. Nuevamente, los resultados de la votación del domingo 06 de junio significaron una depuración de partidos políticos. Fueron 11 las instituciones registradas ante el Instituto Electoral del Estado de Querétaro y, en espera de que se den a conocer los resultados finales, serían hasta 7 los que se quedaran sin registro. Hace tres años fueron 6.

Que no, es no. Hace tres años, a los partidos del Trabajo, de la Revolución Democrática, Encuentro Social (hoy Encuentro Solidario) y Movimiento Ciudadano los queretanos los rechazaron en las urnas y perdieron el registro… En ésta ocasión tuvieron la misma suerte.

Que lo del Senado no es mito. Con el triunfo del senador panista con licencia Mauricio Kuri en la elección de gobernador de Querétaro, se cumple la sentencia de que la cámara alta es cuna de gobernadores. En los últimos 30 años, 4 de los seis gobernadores han salido de las curules del Senado (Enrique Burgos, PRI; José Calzada, PRI; Francisco Domínguez, PAN; y ahora él).

Que MORENA está más cerca del PRD de lo que ellos creían. La afirmación por parte del presidente del Consejo Estatal del partido Movimiento de Regeneración Nacional, Ángel Balderas, de que los morenistas votaron en contra de su candidata a la gubernatura por no estar de acuerdo con su postulación, sólo confirmó la perredización del partido que lo hizo perder lo ganado en 2018 (3 distritos locales), aunque con el triunfo de Ofelia del Castillo Guillén en Arroyo Seco quieran tapar el fracaso en Ezequiel Montes donde no sólo no ganaron nuevamente la alcaldía sino que ni siquiera candidato presentaron.

Que Gobernador sí pone Gobernador. Por primera vez en la historia moderna de Querétaro, la sucesión en la oficina principal de la Casa de al Corregidora será entre el gobernador en turno y el candidato de su partido al que él creo. Eso no había sucedido antes. De hecho, lo más cercano fue la transición entre el priista Enrique Burgos y el panista Ignacio Loyola.

Que la Ley es de quien la interpreta. Si en el ‘garridazo’ el Partido Acción Nacional llegó a tener 16 diputados locales, contraviniendo (con la complicidad de la oposición, vale decirlo) la Ley que establece que ningún partido político puede tener mayor representación legislativa que el número de distritos de mayoría existentes; en el ‘domingazo’ del 2021 va a tener 17, con el argumento de que Manuel Pozo Cabrera y Daniela Salgado (fueron postulados por Querétaro Independiente, aunque iban en candidatura común), lo que les abriría espacio para un par de plurinominales.

Que el carro completo no es imposible. Si para los puristas ganar la Gubernatura por más de 30 puntos porcentuales, los 15 distritos locales, los cinco federales vale menos que perder Amealco, San Joaquín, Arroyo Seco, Huimilpan, Jalpan y Tequisquiapan, entonces es imposible. Pero de los 6 municipios que no ganó Acción Nacional, los primeros tres cuestan más de lo que dan, y de los otros tres sólo Huimilpan tiene valor económico y Jalpan estratégico. Perder Colón (que se encuentra en pleito con el Partido Revolucionario Institucional), sería despedirse del centro de desarrollo más importante actualmente.

Que nunca se es tan grande que no se pueda crecer, ni tan chico que no se pueda encoger. Ahí están los casos tan claros y las realidades tan opuestas delos partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional. Mientras los dirigidos por el diputado local Agustín Dorantes crecieron electoralmente al ganar casi todo (como decía líneas arriba), los encabezados por el futuro diputado local plurinominal Paul Ospital únicamente ganaron una presidencia municipal (Amealco de Bonfíl, con René Mejía Montoya) y están peleando con uñas y dientes Colón. Pero hasta los dos distrito locales ganados en 2018 por Karina Carega (XV) y Lupita Cárdenas (XII), a quienes –por cierto- mandaron como candidatas a presidentas municipales en Jalpan y El Marqués, donde no pudieron refrendar sus éxitos de hace tres año.

Que Ricardo Astudillo ya no está tan ‘verde’. Por segunda elección consecutiva logró vencer a la guillotina, cuando pocos le auguraban algún mínimo éxito en las elecciones con la nómina de candidatos que presentó y no sólo logró salvar el registro, sino que tendrá dos presidentes municipales: Juan Guzmán, en Huimilpan, y Carlos Manuel Ledesma Robles, en San Joaquín.

Que el apellido pesa. Y San Joaquín es una muestra de ello. Hace tres año, J. Belem Ledesma, se enojó con el Partido Revolucionario Institucional por no postularlo como candidato a la presidencia municipal, y se fue por la independiente ganando la elección. Ahora Carlos Manuel Ledesma, tampoco va por el PRI, lo hace con el Verde y gana la alcaldía.

Que Toño y Enrique, son invencibles. Quizá no lo sean en el futuro, pero su reciente éxito en las urnas se suma a los alcanzados en ocasiones anteriores. En el caso del corregidorense Antonio Zapata no ha perdido una sola elección ni para la presidencia municipal (2) ni para diputado local por el distrito VII (3). Por lo que respecta al marquesino Enrique Vega Carrilles, lleva 3 elecciones como candidato a la presidencia municipal ganadas; algunos dirían que 4, porque en una fue sustituido por José Gómez Güemez a media campaña para evitar que lo impugnaran por no reunir el requisito de la residencia.

Que los indecisos no ganan. Durante dos años, el panista Arturo Maximiliano García Pérez estuvo flirteando con el Partido del Trabajo para acercarse por esa vía al Movimiento de Regeneración Nacional, porque había roto con Acción Nacional. Decía que quería ser candidato a la gubernatura, que traía encuestas, pero que “si no hay chance en ésta (2021), nos esperamos para la que sigue”. Esa indecisión le restó tiempo para hacer campaña interna y vender mejor su proyecto.

Que el que la hace, la paga. La diputada local por el Distrito VI, Elsa Adané Méndez Álvarez, perdió la perspectiva de que en 2018 ganó el distrito gracias al peso de la marca que la postuló, renunció al grupo legislativo, se adhirió temporalmente a Encuentro Social, del que se separó tan pronto como se dice, y se lanzó a la aventura de las candidaturas independientes por el mismo distrito que había ganado tres años antes… el resultado: perdió.

Que las ratas son roedores. Con este argumento el partido Querétaro Independiente reclama para su candidato a la presidencia municipal de Colón, Leopoldo Bárcenas, uno de los votos que se pretenden invalidar, pues mientras los opositores señalan que la inscripción en el apartado del otrora candidato independiente debe invalidarse por ser una expresión contra del susodicho, sus defensores señalan que no es una ofensa sino que las ratas son roedores… Y el Señor dijo al hombre vestido de lino: “Métete entre las ruedas del carro, debajo de los seres alados, y toma un puñado de brasas encendidas, de esas que están en medio de los seres alados, y espárcelas sobre la ciudad.”

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario